Cuidados de la mujer

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que mantienen los órganos de la pelvis en una posición correcta y facilitan su funcionamiento. Juega además un papel fundamental en la estabilidad y equilibrio de la columna lumbar.

Cualquier proceso que debilite el suelo pélvico (embarazo, postparto, menopausia, cirugías) puede ocasionar problemas de incontinencia de orina, molestias con las relaciones, dolor pélvico y de espalda entre otros. En definitiva, puede suponer un deterioro importante de tu calidad de vida.

Nuestras fisioterapeutas expertas en suelo pélvico harán una adecuada valoración de tu caso concreto, con el análisis global de la anatomía y función pélvica, emitiendo el consiguiente diagnóstico y siempre un tratamiento individualizado. Cada paciente necesita "su traje a medida".

En Bmum encontrarás las técnicas más modernas para rehabilitar el suelo pélvico que te permita mejorar tu autoestima y tu calidad de vida.

Para saber más consulta nuestro blog.

Programa Específico de evaluación del suelo pélvico en el postparto

El periodo tras el parto es crítico para la función del suelo pélvico. El tipo de parto (instrumental o no), la duración del mismo, el peso del bebé y el estado previo del mismo son factores que determinan la funcionalidad y recuperación del suelo pélvico.

Una completa y exhaustiva evaluación del suelo pélvico tras el parto es crítica para determinar si necesitas algún tipo de tratamiento especial antes de retomar tu actividad física cotidiana. A menudo, incluso algunas mujeres tras el parto puede tener dolor en el periné por contracturas musculares del suelo pélvico, o incluso fibrosis o tensión de la cicatriz de la episiotomía. Trabajar de forma adecuada estas lesiones además en el momento adecuado (5-6 semanas tras el parto) es esencial para evitar secuelas que pueden deteriorar tu calidad de vida y tu relación de pareja.