Cuidados de la mujer

Una alternativa ideal para aquellas madres a las que les resulta difícil separarse de su bebé recién nacido y retomar su rutina deportiva. Descubre todo lo que el Yoga puede aportar a tu maternidad y a tu bebé: consciencia, disfrute, relajación, alivio, fortaleza, presencia.

En las clases de yoga postnatal ejercita tanto la mamá como su hijo: la madre puede realizar casi todas las posturas de yoga, incorporando a sus niños en algunas de estas, ya sea “utilizándolos” como “peso” para hacer determinada postura, o simplemente ubicándolos cerca de ellas e integrándolos espacialmente a su rutina de movimientos. El niño, en tanto, es manipulado por su mamá para darle un masaje o elongar suavemente sus extremidades. Tanto los masajes como los movimientos y posturas realizados al recién nacido ayudan a su sistema digestivo y nervioso, por lo que son ideales para tratar los cólicos de los niños y ayudarlos a relajarse.