Cuidados del niño

Cuando llega el invierno aparecen los mocos y las temidas bronquiolitis, bronquitis y otras patologías respiratorias. Un factor importante en el bienestar de tu bebé y en la correcta evolución de la patología es poder respirar bien. Una nariz congestionada le impedirá comer, dormir, descansar… La fisioterapia respiratoria consiste en una serie de técnicas no invasivas que facilitarán la expulsión del moco por parte de tu bebé, y que le permitirán respirar correctamente y eliminar las flemas acumuladas.