Cuidados del niño

El mejor lugar para el recién nacido tras el nacimiento es el contacto directo con la piel de su madre. En esta línea, el masaje infantil es una herramienta para potenciar el contacto padres­hijo y a la cual se le otorgan múltiples beneficios. A través de la estimulación táctil se contacta de una forma intensa con el cuerpo y las emociones del bebé. En las clases de masaje infantil se tratarán temas como la relajación del bebé, el vínculo, el apego y técnicas para aliviar diversos malestares del bebé (cólicos, estreñimiento y gases).