Cuidados del niño

Para poner los pendientes utilizaremos una técnica sin dolor totalmente segura e higiénica. Se administra pomada anestésica y se desinfecta la zona para garantizar seguridad. Para su colocación os propondremos diferentes opciones dependiendo del lóbulo de la orejita del bebé. Si estás dando el pecho pondremos los pendientes mientras el bebé está mamando. Lo ideal es ponerlos a partir de los 15 días de vida.